• Vanesa O' Toole

Cómo arruinar una película en 3, 2, 1...

¿Viste cuando una película está muy bien, pero no tan bien?


Esto pasa en Deadly illusions (2021), el thriller erótico escrito y dirigido por Anna Elizabeth James y protagonizado por Kristin Davis, Dermot Mulroney, Greer Grammer y Shanola Hampton.



En resumen, la película narra la historia de una escritora que encuentra la inspiración perdida en la niñera de sus hijos, quien resulta no ser quien dice ser.


La película está muy bien dirigida. Los actores hacen un gran trabajo y la fantasía erótica femenina es totalmente genuina. Se nota que la escribió y que la dirigió una mujer, y eso se agradece.


Ahora bien, pasemos a lo narrativo, que es en donde la película comienza a hacer agua, luego de la primera mitad.


A partir de este momento, quedan advertidos:




¿Cómo arruinar una película...


En 3...


Poniendo un conflicto conveniente y predecible para la trama. Esto es:


“La protagonista no quiere tomar el trabajo, pero el marido perdió la mitad de sus ahorros, así que no le queda otra que ponerse a escribir”.


Como ejercicio de los puntos 3, 4 y 5 del camino del héroe está bien, pero se podría trabajar un poquito más para que no quede tan sacado de manual.



En 2...


El punto anterior lo perdonamos y puede pasar sin pena ni gloria, pero este punto que sigue es completamente imperdonable, ya que tiene que ver con la verosimilitud de la trama. Esto sucede así:


“La protagonista se convierte en la principal sospechosa del asesinato de su amiga. Y así como así, se escapa de la estación de policía, emprende un viaje para buscar pistas, vuelve a su casa y protagoniza miles de escenas más...”


La pregunta es: ¿dónde está la policía?


Que se escape de la estación de policía, vaya y pase. Pero que a partir de esto nadie se dé cuenta, que nadie la busque, que el marido vuelva a la casa a ducharse como si nada... ¿Tan inoperante es la policía del lugar donde transcurre la acción?



En 1?


La frutilla del postre.


¿De verdad, el giro final, es que la antagonista esté “loca”?


Siglo XXI y todavía no aprendimos que la locura tira para atrás todo conflicto y no es justificativo para ningún “malo”.


Por favor autores, ¡no sean vagos a la hora de escribir!



Y así, sin querer, queriendo, la película se convirtió en una versión erótica y renovada de La mano que mece la cuna, pero con un final trillado y hasta poco afortunado.


Y si bien la escena final vino a remendar un poco el vuelco de la historia, a mi gusto, no alcanzó a sacarme el sinsabor de lo anterior.


Sin embargo, como de todo se aprende y las dos horas que invertí en mirar esta película valen, debo decir que me parece un excelente incentivo para hacer algunos ejercicios de guion, que a continuación dejo.



Ejercicios para guionistas a partir del audiovisionado de “Deadly illusions”:


1) ¿Qué otra alternativa pondrías entre los puntos 3, 4 y 5 del camino del héroe, para que la protagonista pase del rechazo de la llamada hasta el cruce del umbral?


2) ¿Qué escenas agregarías para que la policía accione apenas se da cuenta de que la protagonista se fugó de la estación policial, siendo la principal sospechosa de un crimen?


3) ¿Qué otros motivos podría tener la antagonista para obsesionarse con la escritora, sin que medie el tema de la locura?


Y de yapa:


4) ¿Qué finales alternativos escribirías para esta película?



Y a vos, ¿te gustó esta película?

¡Te leo en los comentarios!

16 views2 comments

Recent Posts

See All